lunes, 14 de julio de 2014

Los astronautas también se masturban

Pasó mucha agua bajo el puente, se cerraron las heridas, se secaron las lágrimas y bueno, básicamente me dieron ganas de poner una nueva entrada acá.
No se bien el motivo, hace poco sucedieron cosas que me hicieron pensar en este blog. Por ejemplo, que se me venció el .com.ar y ya no puedo volver a ponerlo sin pagar, así que cual cavernícola tengo que tener un blogspot.com como el resto del populacho. Me da un toque de asco la verdad.
Además de eso, el avance de las nuevas tecnologías, la hipervelocidad 3.0, el hecho de poder estar a un clic de distancia el uno del otro y bla bla bla, me la paso todo el puto día en facebook y pueden seguir toda mi genialidad conecntrada ahí, en el famosísismo Facebook de Alemanes en Short Si Señor
Se que no hay mayor traición para un blogger que haberse ido a facebook, pero bueno, ¡les juro que yo seré un Pez del Infierno por siempre!


viernes, 13 de diciembre de 2013

Me acordé que tenía un blog (o la entrada más popular de los bloggers)

En la vida de todo blogger promedio pasa que de tanto en tanto abandona su blog porque tiene cosas más importantes que hacer, como ver series, encontrar una moneda de 2 pesos bajo el sillón o vivir la vida misma, mugrienta y aburrida tal cual es.

En los días que pasan sin actualizaciones, el blogger promedio siente cierta culpa de no postear cosas nuevas e ingeniosas para su amado público y siempre piensa que pronto volverá al ruedo.

Estos períodos de tiempo pueden ser extremadamente más largos de los que el blogger promedio quisiese, pero a estas alturas toda su creatividad está arruinada por las drogas.

Llega el momento en el que el blogger promedio decide postear algo, sea lo que sea, sólo para demostrar que está vivo y que sus súbditos no le manden la policía a casa pensando que se pueden encontrar con un fiambre de tres meses de añejamiento.

Cuando esto finalmente sucede, el blogger promedio decide titular su entrada como "Me acordé que tenía un blog" o frases similares, como adjudicando que su falta de productividad se debiese a haberse "olvidado" del blog, y no a la vagancia extrema y la adicción al Candy Crush.

Este es uno de esos posteos. Literal y explícitamente. Aquí lo tienen. Espero lo hayan disfrutado, porque no se si volveré a postear hasta dentro de unos meses con otro título tan ingenioso como "me olvidé que tenía un blog y me acabo de acordar" o "yo tenía un blog y me acabo de dar cuenta que hace mucho que no actualizo" o "quien fue el hijo de puta que llamó a la policía, el olor es porque no me baño hace semanas, no es que esté muerto".

Finalizado este punto, les cuento a mis fanáticos que por el momento el grueso de la acción está pasando por el multitudinario y popular Facebook de Alemanes en Short, así que si quieren seguir gozando de mi intelectualidad pueden seguirnos por ahí y ser un poco menos menopáusicos.

lunes, 12 de agosto de 2013

El Juramento Hipocrático me lo paso por las bolas

Y resulta que me volví adulto (y a la vez niño por tener este blog tan abandonado y triste, pero bueno, soy como los piojos en las bolas, siempre vuelvo). Decía, me volví recientemente un adulto tras conseguir por primera vez, y en mi primer intento claro, mi permiso de conducir.

Así es señoras, escondan a sus hijas porque soy conductor principiante. Y digo escondan porque si son muy chiquitas es posible que les pase por encima con el carro porque todavía no entiendo nada. Mis clases de conducir fueron como un parque de diversiones comparado al universo real de la calle. Es como comparar Disney World con el Sacoa de Florida y Lavalle. Más allá que está bueno salir a manejar, la calle es turbia y oscura, llena de gente que rompe todas y cada una de las reglas que me enseñaron en mi curso de educación vial.

Conseguir el permiso fue algo sencillo, demasiado quizás. Hasta casi te digo que me lo regalaron. No porque sea un bruto (más allá que le pifié un par de veces en el práctico) pero se lo dan a cualquiera.

En una primer jornada, hice el examen visual, auditivo, psicológico y físico, los cuales los puede aprobar hasta un pibe de 14 años con síndrome de brazos cruzados (esa enfermedad que se confunde la derecha con la izquierda). Para que se den una idea, el físico me preguntaron si estaba bien, si tomaba medicamentos, si alguna vez me pasó algo malito, me pidieron que estire los brazos y me dejaron seguir mi trámite con un apto físico excelente.

El examen teórico es otra cosa, más allá que es fácil algo hay que saber. Y el práctico te ayudan bastante como para que no lo desapruebes.

Ételeaqui el don de la cuestión. Uno va, aprende, hace un par de cosas y ya tiene su registro para salir a andar a la calle con su máquina de muerte y destrucción preferida. A mi me parece que antes de darle el registro a cualquier psicópata con banana, debería ser obligatorio hacer una especie de juramento hipocrático. En donde recontrarequete jures que no vas a romper las reglas de tránsito, vas a tener cuidado, te va a importar la seguridad vial y vas a prometer que no te vas a cambiar de carril sin poner el guiño... nunca!

Claro que viviendo en Tina eso nunca va a pasar. Y si pasase posiblemente nadie le de pelota luego, pero es un gesto. Hacer una jura ante Dios, el Papa Francisco, Tu vieja o tu blog favorito (o sea esta!). Creo que todo suma.


Aclaración del título: Durante el último año de mi secundaria, un compañero que estaba bastante de la gorra e iba a estudiar medicina llegó a decir la frase "El juramento hipocrático me lo paso por las bolas". Hoy en día es doctor. Así que tengan miedo. Mucho miedo.

jueves, 4 de julio de 2013

Idea del Millón XV

Inodoro de teflón.


Creo que no necesita más explicación.



Y si, pronto le cambio el nombre al blog por Ideas del Millón.


Y si, ya se me fue el salpullido del codo. Gracias por la preocupación.

miércoles, 29 de mayo de 2013

Idea del millón XIV

Esta es buena de posta y re realizable.


Un sorete de gato falso.

¡JA! ¿No soy un groso?


O sea, no, pera, no es lo que pensás. No es para lamer ni para hacerle bromas a la suegra en el funeral de su perro. La idea sería que este esté siempre en la cajita de las piedritas, y que el hijo de puta del gato no cague cada vez que se las limpias.

No se que tienen con eso, pero es fija que levantás los soretes y van a cagar. Con esta ilusión óptica, lográs una solución limpia y sencilla (pero poco estética). Engañamos al gato y seguimos siendo el ser superior.

martes, 21 de mayo de 2013

No tan limpios

Todos amamos a los gatos y odiamos a los perros. Eso está claro desde el vamos. Nadie que diga que ama a los perros es un ser humano normal y racional.

Superado este punto en el que todos estamos de acuerdo les presento mi nueva teoría revolucionaria.

Desde que apareció Youtube, y con esto conocimos por primera vez la existencia de los gatos, todos cumplimos nuestro sueño de tener el propio, no sólo por la ternura, la compañía, la diversión, la belleza y la invitación a la reflexión que nos dan, sino también por lo limpios que son y por el poco cuidado que requieren.

Porque, vamos, quien quiere sacar a pasear al perro 3 veces por día en invierno y tener que levantar su mierda (si es que lo hacen). O sea, ¿quién es el dueño ahí, quién es el líder, lider lider, quién es el lider... LIDER? El perro claramente.

Al gato lo dejás ahí, le das comida, le das aguita, se limpia solo, caga y mea donde debe, le cambiás las piedras y ya. Él es feliz, yo soy feliz, todos somos felices.

Pero hay un punto donde el gato falla en su obsesión por la limpieza y donde se diferencia de nosotros, los humanos, como referencia de la superioridad y la supremacía elitista.

Y es cuando vomitan.

Los gatos vomitan en cualquier lado, cual borracho de 15 años que se tomó cinco tequilas pensando en que eso le daría el valor suficiente para hablar con esa chica que tanto le gusta desde hace meses y cree que sólo estando borracho le puede hablar, le dirá cosas inteligentes, se enamorarán, tendrán sexo por primera vez y será fantástico, pero termina todo en cualquiera, sin poder balbucear dos palabras juntas y al final se queda dormido en las escaleras del boliche bañado en su propio vómito (situación no autobiográfica en absoluto).

Ya en la adultez la gente bien vomita en inodoros. Ahora, me pregunto yo, por qué el puto gato no puede vomitar en su propio inodoro, o sea, en las piedritas. Todo sería más fantástico si hicieran eso, creo que ese es su único punto débil. Porque realmente tendría sentido que lo hagan, ahí cagan, ahí mean y bueno, que ahí vomiten. Nosotros hacemos lo mismo y somos un excelente ejemplo de todo lo que está bien en este mundo.

Pero bueno, salvo eso, los gatos son lo más y los perros son una mierda. Y se que esa frase tiene tanta verdad que no va a generar ninguna polémica ni discusión posible.

sábado, 18 de mayo de 2013

Pisos flotantes

Ya se que tengo la mente de un niño de 6 años aún estando más cerca de la jubilación que de la pubertad. ¿Pero qué quieren que me imagine cuando me dicen "pisos flotantes"? Si es madera adherida al piso, no son flotantes una mierda. ¡Yo quiero mi elefante!

miércoles, 8 de mayo de 2013

Cazadores vs Recolectores Siglo XXI

Es común ver como todas las teorías que concebimos durante nuestros años pasados, vayan cambiando con el tiempo. Por ejemplo lo que pasó con el género, que cada vez es más difícil hablar solo de hombres y mujeres, como así también la fórmula para hacer una buena salsa de albahaca y ajo.

Siglos atrás, se hablaba de los cazadores y los recolectores. Mientras unos eran los aventureros, los valientes e intrépidos que salían a perseguir y matar lo que luego sería su alimento, el otro grupo, quizás más pajero, iba feliz por la vida, fumándose un porrito y levantando los frutos que nuestra madre tierra nos da gratis y sin esfuerzo alguno.

Hoy en día, las cosas cambiaron, no se si para bien, pero sin dudas cambiaron.

Entrados en el Siglo XXI podemos ver el avance del vegetarianismo, y más aún, el del veganismo, práctica que realizan personas que están en verdadero contacto con la naturaleza y los seres animales, haciéndonos sentir más culpables que Hitler en Pesaj.

Pero sus sanas costumbres son las que los llevan por el mal camino. Actualmente se puede afirmar sin duda alguna que los nuevos cazadores son los veganos mientras que los recolectores son los carnívoros.

Esto se entiende cuando el carnívoro, que es la normal en la mayoría de la gente, tiene un acceso extremadamente fácil a cualquier tipo de comida, a cualquier hora del día. Va por la calle, fumándose un porrito también, por qué no, y puede parar en cualquier negocio, local, kiosko y comprar algo para comer. Lo que sea. Es el clásico modus operandi del recolector.

Ahora bien, el trabajo difícil lo tiene el vegano (de ahora en más el Cazador) ya que no puede comer cualquier cosa en cualquier comento en cualquier lugar. Su acceso a la comida es más complicado, tiene que salir a cazarla, encontrarla en los lugares más recónditos o mismo cocinarla ellos mismos (en la mayoría de los casos). Y si estás de bajón a las 3 de la mañana y no tenés nada en casa... olvidate. Por eso cada vez menos veganos fuman porrito.



Con esto le doy una vuelta general a mi ponencia sobre Los Cazadores vs Los Recolectores del Siglo XXI. Tengo pensado presentarla en varias universidades y así recorrer el mundo.de arriba... fumando porrito, claro.

viernes, 3 de mayo de 2013

Subir escaleras en pantuflas

Nada más difícil que eso. No digo con pantuflas esas de garras, acolchonaditas y peludas, que te agarran todo el pie.

Sino las normales, las de vieja chismosa. Yo uso esas y vivo en un segundo piso por escalera. Y no saben lo difícil que es subirlos sin que se te escape una pantufla o se me caiga un rulero

En otro orden de cosas, ¿puede ser que Grupón y similares hayan pasado de moda? Porque yo los tengo todos bloqueados en mi correo porque siento que sus mails dan cancer, pero en general no escucho más a la gente hablar de que se compró un grupón para alisarse el bello público con un 193% de descuento. De hecho, te pagan por usarlo, es medio raro, ese cupón nunca lo entendí.

Para finalizar, ¿vieron que Máxima es reina, Bergoglio es Papa, Maradona es Dios, Messi es Jesus, pero Mauro Viale sigue siendo un pelotudo?

¿No les parece medio injusto todo esto?

miércoles, 1 de mayo de 2013

Marviernes

Ayer, martes, víspera de feriado, fue TAN viernes, que hasta mis vecinos, que sólo cogen los viernes, se confundieron y lo hicieron ayer.

Menos mal que me avivé y fui a avisarles de su error. 

martes, 30 de abril de 2013

Claro que pasó

Y si, ya tengo mi celular nuevo, con chices y wasap y apps y fichines y todas esas cosas y divertidas que hacen que tu vida sea más feliz.

*Dato gracioso: cuando lo agarré por primera vez, vi que podría hacer de todo pero no sabía como hacer una llamada normal*

Y claro que estoy todo el día boludeando con el mismo y, si ya poco me acordaba de mi blog, ahora menos. Pero no, no voy a abandonarlo.

¡Tengo cosas importantes para decir! Pero mejor las digo por wasap porque tengo miedo de general tal revolución social que prefiero empezar de a poco.

Mientras tanto, los dejo con un video tan pero TAN gracioso que me pasaron (no a través de mi nuevo teléfono, sino a la vieja usansa: facebook... se acuerdan de facebook jaja, es re 2000 usar facebook no?)

Reid:

miércoles, 17 de abril de 2013

Upgrade de la vida

Todavía no tengo celular de los piolas, con internet, watsup y aplicaciones divertidas como esa que te dice si una mina en el boliche está buena o no (muy útil según la ocasión, la luz del lugar y el alcohol en sangre). Todavía conservo uno de esos guerreros, que se bancan caídas y golpes, burlas y humillaciones y, sobre todo, 5 días seguidos de batería.

En estos días estoy por hacer el cambio de celular, y por lo tanto, un upgrade de la vida. Pero mi mayor miedo es ese (no ser mejor persona eh), la batería. No paro de ver que la gente que tiene los celulares piolas están siempre sin batería. Pero siempre. ¿Cómo es? Eh, ¿cómo? No, en serio, ¿cómo es que se carga? ¿Igual que el mio? Por que si es así es una paja. Tenés que andar con un cargador encima todo el día.

Se que existen, pero debería ser más masivo, alguna forma alternativa de cargar el celular. Tanto a mano (con una manivela) o con paneles solares. Ya basta de gastar electricidad que bien podríamos utilizar para algo más importante como jugar a la play y que no se corte la luz a la mitad de un clásico partido de winni entre Cohimba - Vuvuzela.

Creo que los seguidos cortes de luz se debe mayormente a la propagación de celulares que tenés que cargarlos todos los días más que a una ineficiente gestión tanto empresarial como estatal.

Si... ¡SI! Yo también lo sentí. ¿Ustedes lo sintieron no? ¡Como que me estoy convirtiendo en lo que podría ser un nuevo dirigente político! ¡Posta! La verdad que sin ustedes no sería nada, gracias por notarlo también. Tengo tanto para decir y hay tanto para hacer que si no lo hago yo no lo hace nadie.

Así que hoy los convoco a participar del 19A. Una marcha a Plazoleta Lavallol para reclamar que los celulares inteligentes tengan una batería que dure más tiempo.

Voy a ver si los puedo sumar a Moyano y a Biondini que esos se copan en cualquiera. ¿No les jode, no?