miércoles, 18 de noviembre de 2009

Uno de catapultas que está buenísimo

A este hay que dedicarle tiempo y ganas. Lo bueno es que te guarda la partida así que no hace falta darle de un tirón. Y tampoco gasten tiros especiales. Este ya es más para ñoños con mucho tiempo libre, no es nada científico o bien pelotudo como el Space worms (que pensé que más gente se iba a copar, ya que ese juego es alucinante).

En esta ocación somos una catapulta que debe derribar diferentes castillos y sus personajes de la alta nobleza. Un juego bien renacentista.

Simplemente apunten, calculen fuerza, y tiren como si se estuvieran cagando silenciosamente en un asensor en el cual viajás sólo con otra persona y cuando aparece el olor lo mirás mal como si fuese un desubicado total.

Siege Master