martes, 6 de diciembre de 2011

El bigote

Ohhh, si, el tan complicado bigote, amado por muchos, odiado por otros, arruinado por unos pocos. Tan polémico y tan audaz. ¿Cuántos jóvenes que no son ni policías ni homosexuales que trabajan en metalúrgicas se animan a portarlo día a día?

Tras la cirugía que removió los lentes de mi cara, me pareció prudente tener otro rasgo distintivo, por el cual me gané apodos tales como: italiano, mafioso, macrista, homosesual, pedófilo y otras más subidas de tono que no quisiera compartir.

Pero elegir el bigote es tener actitud, es animarse a más, como tomar Pecsi Max en vez de la regular. Hay que decirle SI al bigote, siempre que se lo lleve con altura y buena onda. Y poder reise del mismo. Creo que tener bigote es uno de los mejores chistes que hice en mi vida y esta vez lo llevo pegado al cuerpo.
Lo bueno es que es extirpable.

Y posta, no se quien lo dijo primero, pero que un sólo hijo de puta nos haya arruinado un bigote a todos por el resto de la historia me da bronca.

¿Se dice "me dejé el bigote" o "me dejé los bigotes"?

4 comentarios:

aqui dijo...

JAJA, la verdad que si, el bigote es uno de los chistes mejor llevados. Sobre todo cuando quien los porta no tiene la intencion de ser gracioso de por si. Tenes un hijo de puta que te los arruino pero tenes mil que los reivindican como Marx y mi hermano jajaja

Sofía dijo...

3l bigot3.
Yo digo Sí al bigot3

Juanita is dead dijo...

ajjajaja tiene mucha onda el bigote, el problema es cuando una mina tiene bigotes, ahi no tiene onda digamos que da asquito ajajajja

Peperina dijo...

Aquí, iba a decir lo mismo! Marx usaba bigote, el Che usaba bigote, Papá Noel, el papá de Bella en la Bella y la Bestia y según dicen, hasta Dios los usa.

Aora sí, la combinación alemán-bigote es...desafortunada.