lunes, 8 de junio de 2009

Un alemán en un día gris

A pesar del enorme júbilo que me rodea por la inauguración de mi propio .com.ar, este pequeño, blancusco y peludo alemán en shorts se lamenta al tener que dar por iniciada su demanda legal en contra de blogger por haber eliminado nuevamente mi lista de blogs favoritos. Es la segunda vez en un mes. Cuando avance este mamotreto constitucional, se los haré saber. Se los haré saber.


Por otro lado, los ciclos de cine de Jamming Radio Bar se vienen a fulltron, así que no dejen de visitar ESTA link y ver lo que se viene este mes.

Después, del otro lado del río, pasan barcos. En Suecia una mujer de 36 años se quita la vida porque siente que vino a este mundo realmente al pedo. Debajo de una piedra una hormiga muerde un pequeño y verde fruto mientras no sabe que afuera la esperan otras 8 hormigas para asesinarla por su egocentrismo.



Al mismo tiempo, una señora no sabe bien que es el punto g. No es que yo lo sepa, pero pobre, encima fue en televisión. Igual todavía sigo pensando que es un mito.



5 comentarios:

carmela dijo...

Opa que se activa una bomba....

el punto b y d son casi lo mismo.


Las risas son lo más.

carmela dijo...

En realidad es los 4 puntos.

¡es el epicentro de un terremoto! Eso no es mentira.

Andreievna dijo...

Eso es porque es una señora entrada en años (lo de vieja me pareció despectivo, Sr. Tomás, sepaló).
¡Qué bueno que las jóvenes generaciones vienen mejor informadas y sin ningún tipo de tabúes ni prejuicios con respecto a la sexualidad!

n. dijo...

¿todas las anteriores no vale ?
¡es que son todas!

Pablo dijo...

ay, que vieja del orrrrrto