miércoles, 18 de mayo de 2011

Inseguridad psicológica

Finalmente me compré un casco para la bicicleta. Y que otra cosa iba a pasar al cuarto día de usarlo sino otra que darme un palo y terminar en el piso. Supongo que esta será una de esas películas que empiezan por el final y después te cuentan el principio.

Entoncesss prrriu prrrriu prrriiu

Iba yo pisteando como un campeon, a lo yumager, por una calle tranquila y poco transitada, cuando de pronto terminé en el suelo. Acá viene la parte difícil de explicar, porque todavía no se bien como pasó. Lo que creo es que se me safó el pie izquierdo del pedal, el cual se fue para adelante y se metió en la rueda delantera, entre los rayos. La rueda, por física pura, MRU o algo así, siguió girando, con mi pie adentro, hasta que este trabó con el arco de la bicicleta. Acto seguido e instantáneo como el puré, la rueda se detuvo, la bicicleta se detuvo pero mi cuerpo no se detuvo. Como estaba enganchado a la bici por el pie, no salí volando sino que salí expulsado en diagonal sin soltar la bici, hasta que caí al suelo de coté y con la bici puesta, digamos. Espero se haya entendido, no es fácil de explicar por acá. Si pudiese hacerlo en un dígalo con mímica lo sacan en 15 segundos.

¿A donde voy con todo esto? Es que mientras todo pasaba en cámara lenta y yo salía volando, en lo único que podía pensar era si tener casco me iba a servir o no. O sea, estaba esperando el momento en el que choque mi cabeza con el piso a ver si valía la pena haberlo comprado. Fue como un accidente bastante psicológico. Al final aterricé con las manos así que sigo sin saber que onda.

¿Pero a donde quiero llegar realmente con todo esto? Es simple. Es que hay tanta gente que está preocupada por la inseguridad, que no se da cuenta que no siempre es culpa de las personas de color que viven en los barrios de chapa y pintura del conurbano los que tienen la culpa de todo. Y desde este humilde espacio quiero elevar mi reclamo al actual y, seguramente, próximo Jefe de Gobierno Mauricio Abel Macri a que incluya en su propuesta política medidas en contra de la inseguridad psicológica.

Porque con meter a los negritos en cana y apalear a los indigentes no alcanza. Con dejar sin vivienda a miles de familias tampoco. Dejate de joder con eso de los kilómetros extra de Subte y con el metrobus que no le importan a nadie. El pueblo pide seguridad: Seguridad psicológica. Y es responsabilidad de los representantes que nosotros mismos elegimos que esto se tenga en cuenta. Dejen de molestar por el abandono de los hospitales públicos, por el mísero sueldo de los docentes y médicos, por las fallas del sistema educativo, por que el Borda no tenga gas, por que Macri esté procesado por escuchas ilegales y todas esas nimiedades. Queremos que nuestros derechos sean respetados y que se haga algo en contra de la Inseguridad Psicológica.

¿Quién está conmigo?

En unos días organizaré una marcha vía twitter a Plaza Serrano para exigir que alguien haga algo. Si nadie escucha nuestras demandas por lo menos nos tomamos una birra.

8 comentarios:

jose dijo...

Yo no uso casco pero quiero cerveza

Sofía Sot. dijo...

Jajaj (me causo gracia el comentario de José)
Yo formaría mi propia marcha para paranoicas inseguras psicologicas extremas. Vivo en una ciudad muy pequenia donde de tanto en tanto pasan cosas pero es el cielo comparado con buenos aires y sumado a la prensa amarillista me da pánico irme de vacaciones( ni mencionar irme a estudiar mas adelante)
estoy contigo, me adhiero
gran entrada(me encanta de la manera que surgen todas las de este blog- en este caso el percance con la bici)
suerte con eso

cass dijo...

Frené en "lo sacan en 15 segundos", sí, me estoy riendo de vos. Mucho. Perdón pero creeme que fue tan pero tan claro que yo, al estilo esas-viejas-medio-hijas-de-puta con el pucho en la boca me cagaría de risa en tu cara, pero por supuesto, mientras te doy una mano y te pregunto "¿todo bien, nene?" aaaag odio el nene. Me fui al carajo. Entonces, ¿marcha con birra? Mentí, leí todo. Chau, me fui al carajo.

Andreievna dijo...

me preocupa que por haber aterrizado con las manos quede pendiente la verificación craneana. Cuidate, Tomasito, por favor! Llevá casco, abrigo y usá condón!

SrKaito dijo...

jaja justo por alguna razón tuve toda la última semana la frase del muchacho de crónica cada vez que andaba en bici..
y por eso no me compro casco, porque es obvio que en el momento que empiece a usarlo, tengo un accidente

La Criatura dijo...

el casco es como el forro, siempre se termina rompiendo... no, nada que ver.

vamos tomás, te queda las rodilleras, las coderas y el taparrabos y estas hecho todo un de la rúa

deberias usar esta
http://www.youtube.com/watch?v=Yx3aOZ8MyOo

Anónimo con estilo dijo...

todo parece indicar que Mauricio te escucho, e incluyo al rabino Bergman en su formula para combatir la inseguridad psicologica

Gabba dijo...

¡Me uno a la movilización!
Pero pará... te hiciste mierda todo menos la cabeza? ¿Y ni siquiera pudiste escuchar el ruidito del líquido cefalorraquídeo al agitarse? Inaceptable.
Uuuuuuuuuuuuh boludo te va a re caber mi último post.
Saludos y schöne Wochenende!