miércoles, 30 de abril de 2008

Tu-tu-tu-tu-tu

Con tanta tecnología celulítica y agendas virtuales, la única forma que tengo de aprenderme un número de teléfono de memoria es que me de ocupado y terminar llamando 50 veces para intentar comunicarme.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que tiene que ver la celulitis con que un numero te de ocupado?

Tu abogado.

Nah, mentira...

Luciana dijo...

y ni si quiera... a vos por que no te funciona el redial...
el ultimo telefono que me aprendi fue el de Juan... y entre la memoria del celular y la del telefono me lo estoy empezando a olvidar...

Patetico lo mio...
(K)