lunes, 14 de marzo de 2011

Tras la tormenta viene el desafino

Que bueno que el frío empiece a asomar. Basta de esos días de sudor y lágrimas por mi espalda que mojan mi remera. Me cabe esto de tener que ponerse un pantalón largo y zapatillas, más allá de que me gusta andar en hojotas y crocks (si! este año innové en las horrorosas crocks y son geniales!). Los pantalones largos me sientan bien.
Me identifico con los comentarios de Ali G de Inmongamia, que ahora podemos dormir con la ventana cerrada y no tenemos que escuchar los bondis que pasan por la puerta de casa.
Concuerdo así mismo con el Cura Rodson, que ahora las chicas usan más ropa, se ve menos piel y menos escotes. Podemos ir más tranquilos por la calle sabiendo que ni ellas ni nosotros iremos al infierno por impúdicos.
Pronto se viene la temporada de gorritos y guantes sin dedos, camperas grandes y buzos, rollingas con calzas larga, polainas y suéter norteño, orejeras de piel de conejo y colgantes de dientes de murciélago (atrae el calor y aleja las malas vibras), y así. Cada uno con su ritual.
Yo sigo calentando mi cuerpo con el tema de Luismi, pero ya no lo voy a poder cantar más en el balcón :(

5 comentarios:

Milanesa De Soja dijo...

A mí me cuesta todo el doble por esta puta estación. No me puedo levantar de la cama tan fácilmente, me da frío bañarme, me da fiaca salir de casa, salgo con 400 prendas encima y parezco la Tota Santillán (?, y uno gasta demasiado en calefacción.

Son muy pocos los meses de calor y eso es muy injusto xD.

Tomás en Shorts dijo...

Che, recién estamos en 20 grados y ya estás llorando? En julio q haces? te vas a vivir a europa?

La Criatura dijo...

a mi me preocupa que nos quedemos sin toda esa música caribeña tan linda y caliente

Al dijo...

"inmongamia" aajajaj hijode...

Pupolina dijo...

Lástima que en invierno te da fiaca para todo. Lavar la ropa se me transforma en un verdadero infierno (tengo lavarropas semi automático, bajón) y encima no podés jugar de mano porque los sopapos duelen mucho cuando hace frío. Pero nada mejor que los días de frío para los mates y las torta fritas, tejer amigurumis, jugar al chancho va y no sé, mi vecino juega al streap poker. Con frío y todo.