viernes, 23 de mayo de 2008

Cavernícola III

Al parecer los golpes no fueron suficientes.
Después de que mi gata tirase el despertador al piso solo para molestarme y que me despierte para darle de comer, no volvió a funcionar. Ni con los golpes más furiosos del mundo.

Ni el golpe del Dragon en Llamas, ni Tormenta Atómica... ni siquiera el Golpe del Osito Azul hizo algo.

Que raro.

2 comentarios:

Fishboy dijo...

mi gata hace de todo también para que le de alimento balanceado, el otro día se puso a traducir el manifiesto comunista al portugués, yo le dije: BASTA, zurda, no te voy a dar gaty, por zurda, ahhhhhhh. y después se fue a ver fútbol.


Feliz 25 de mayo (?)

elcondedrácula

n i a k i l l e r dijo...

yo todos los findes duermo con un gato (el de mi novia. PARÁAA!! no quise decir que mi novia es un gato, sinó que ella tiene un gato)(no confundir gato de dos patas con gato de cuatro patas) bueno, me perdii de lo que iba a decir. el tema es que es un rompebolas celoso de merda, nunca me atacó ni nada (hablo del de cuatro patas eh) porque me quiere, yo sé que me quiere PERO loco dejáme dormir con mi novia, no te metás en el medio siempre, algun dia te voy a tirar por el balcón y son 8 pisos asique no jodás gato , no me busqueeees...