martes, 9 de noviembre de 2010

La liberté

Como no muchos sabrán. O mejor dicho, como nadie en este cyberespacio sabe, me mudé sólo hace escasos días. Podría poner esa excusa del por qué no actualizó el blog hace tanto, pero no. Si no lo actualizo es porque tengo mejores cosas que hacer. O sea, no, tampoco tengo cosas mejores que hacer. No tengo nada que hacer, no se me da actualizar y ya. Estuve viendo mucho Desperated Houswifes. Bueno, basta de auto psicoanálisis.

A lo que iba, es que llegó un punto en donde me pareció que ya era hora de cortar el cordón umbilical. Se que todavía soy un poco joven para irme de la casa de mi madre, pero creo que a los 38 años ya puedo irme y aprender a vivir pla vida or mi cuenta. Igual tengo a mi vieja en twitter y cada vez que necesito algo, como preguntarle como barrer el piso o como tirar la cadena, me responde de toque.

La primer semana puedo decir que me pasó un poco de todo. Cuando llegué y conecté una tele, vi que tenía cable gratis. Me duró un día y lo cortaron. La primer noche se abrió una ventana y se rompió un vidrio en mil pedazos. Perdí la llave de la puerta de la calle que me salió $75, para después darme cuenta que en otra cerrajería salía $40. No puedo colgar unos estantes porque soy un desastre con las herramientas de hombre y ya le hice treinta agujeros a la pared. Quise lavar algo de ropa y ya desteñí varias remeras. Saqué la basura fuera de hora y la vecina de la planta baja (obvio, una vieja chota) ya me cagó a pedos.

¿Cómo es que en la planta baja siempre viven viejas chotas? Supongo que porque son tan viejas chotas que no pueden subir las escaleras... ¡diría un mojigato! Yo creo que es para controlar mejor la salida y entrada de gente al edificio y poder ver todos nuestros movimientos. No les alcanza con la camarita de la puerta, quieren estar cerca para poder salir y decirte todo lo mal que estás haciendo. Pues sabe qué señora... ¡es hora de que alguien le diga lo que se merece! Y se lo voy a decir todo, pero no en la cara, si no a través de mi blog que seguro que ni conoce porque no debe saber ni encender el microondas. Y lo que le voy a decir es que ustedes es ... ¡es una vieja chota!

Tal vez le podría dejar un mensaje anónimo diciendole que es una vieja chota debajo de la puerta. Pero quizas no solo no lo ve, sino que lo pisa, se resbala y se muere. No se si puedo con eso en mi conciencia. Mejor la bardeo por blog.

Pronto habrá más novedades de mi vida de estar todo el día en calzoncillos. Pero antes, un lindo tema para bailar el rock and roll ese que le gusta tanto a los jóvenes de hoy en día.

10 comentarios:

Pupolina dijo...

Te imagino bailando este tema en calzones por la casa. "es un descanso" diría la Doble.

Che ¿Cómo que te fuiste de casa y no sabés colgar unos estantes? ¿dónde carajo vas a poner los amigurumis que algún día te voy a regalar? Ponete media pila, flaco. Así la cosa no camina mucho.

Lila Biscia o Lilus bla bla dijo...

jajajaaa genial! sos un inutil!!!
Hace un mes se me quemo una lámpara de lava, y no puedo descubrir cómo se cambia la lamparita. Sin contar cuando se me rompió la persiana, se me trabó la puerta del placard, se me saltó la manija de la puerta, se me quemó la bombita del lavadero y todas esas cosas que asi como suceden, quedan...
(y no es con ánimo de desalentarte, pero a mí me parece, que esas cosas no se aprenden ya...)
beso

Antonia Cossio dijo...

Bienvenido a donde nunca quisieras haber llegado: el espacio extra-parental. Avisá si necesitás el número de un delivery de polenta!
Saludos y felicitaciones!

Mamá Punk! dijo...

¡qué rápido crecen los chicos de hay en día!

(¡¡¡Buenísimo el vídeo de The Who!!!)

Nonito Sabebien dijo...

Hay que matar a todas las viejas chotas!!!

Tomás en Shorts dijo...

muerte a las viejas chotas!

Andreievna dijo...

Ja!!! las cosas que pasan cuando no está mamá para resolverlo todo, eh!?

A ver si ahora maduramos y en vez de boludear por internet y tener un bar fumón nos buscamos un laburo decente en un banco o algo así, donde estés 9 hs al día, tengas un jefe o jefa (porque ahora las jefas pueden ser mujeres, viste que cagada?) que te humille y te recuerde cuál es tu lugar en este mundo...

Pupolina dijo...

El otro día agregué al msn el mail llegaeldolor. Por las dudas.

mala praxis dijo...

podés contar también que a penas te mudaste tu gata asustada no quiso salir de la bañera durante 2 días y del día que llegaste a tu casa y encontraste a tu mujer con otro.

Anónimo dijo...

Nice site, nice and easy on the eyes and great content too.