jueves, 18 de noviembre de 2010

Y yo pudriéndome en este aujero...

Es increíble. Viste cuando ves que todos los demás se llenan los bolsillos gracias a uno y vos no te llevás ni una moneda. ¡Así me siento! ¡¡Así me siento!! También me siento con la espalda medio encorvada, pero es algo que no puedo evitar.

El aporte lo hace el amigo Mariano (cuyo blog ELQH acaba de cumplir dos años y lo festeja con una fiesta... que capo... seguro el tiene amigos de verdad) y me dejó ojiabierto.

Tanto darle bola, tanto meterle fichas, tanta difusión sin nada a cambio y me siento violado. Siento casi como si me hubiesen robado un tema de mi autoría.

Unos creativos que se creen ingeniosos les pareció divertido hacer una publicidad con MI canción... increíble



Lo peor es que es divertida. ¡Los odio!

7 comentarios:

Pau... Muna. dijo...

Estaba cocinando y en eso escucho el Safety dance, me doy vuelta, de dónde vieneeeeeee?? la tele? no puede ser! la radio??? quizás... pero no, era la tele, increíble. La propaganda está buenísima, casi al nivel de VIVE EN ESTADO PLAY, y por supuesto me acordé de usted y lo imaginé dominado por la ira.
Besitos

Mariano dijo...

Ojo, no es moco de pavo imponer algo y que esto llegue a los medios. No es moco de pavo, no señor.

Igual en cuanto tenga ganas de ir y prender fuego una consesionaria FIAT, la agencia que hizo la publicidad o un Carrefour lanzando molotovs mientras improvisa el pasito "safetydance", chifle.
Hay espectáculos que no me los pierdo por nada del mundo.

Pupolina dijo...

JODEMEEEE Que vine a la pc porque acabo de ver la tele y la vi!!! Iba a dejarte el link justo ahora. Es genial la propaganda.

La Criatura dijo...

no lo puedo escuchar, pero me voy moviendo la patita igual

n- dijo...

o como re inventar el pochoclo y que se lo apropie alguien cualquiera

Coqui Tomás dijo...

no entendí muy bien, pero la publi y el tema me parecieron buenos.. me habilita para comentar?

Igual al no haber entendido tampoco se me ocurre qué comentar.
En fin, saludoss...

Hermana de SDU-7 dijo...

Es que los publicistas son unos hijos de remilputa acechadores, que cuando los encuentre merodeando por mi casa de nuevo, los someto a tortura por chotos robaideas.

Me enojé, me voy.