viernes, 27 de junio de 2008

Mi vida artística

Triste me pongo a cantar,
pero porque suelo desafinar.
La guitarra opto por agarrar,
la cual al instante suelo dejar,
ya que mis dedos suele desgarrar.
Le pregunto al punto porque soy trunco.
Él me responde, vos callate puto.
Yo le digo, "eh vieja, tené cuidado que te vamo' a llenar de petróleo esa carita tan de gil que tené"
Y se cagó todo y se fue a la mierda.
Por suerte se olvidó la viola y la cambiamos en una casa de música y nos hicimos unos pesos para comprarnos 7 melones y comerlos con jamón crudo. De este último no tuvimos que comprar ya que teníamos de un pic nic que hicimos la semana pasada en Plaza Francia. Habíamos calculado mal y compramos mucho de más y todavía sobraba. Además era rico y estaba bien conservado. El melón con crudo va como ñapi de Elfo.

1 comentario:

El Pastor Jimenez dijo...

AAAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAAJAJAJJAJA!!!!!!!!!

DIOSSSS!!!!

shaga-shaga-shaga-shaga-shaga-shaga-shaga CHU CHUUUU!!!!

Fuuuuguuuuu!!! Fuuuuuuuuguuuu!!!